El Pleno aprueba de forma inicial los presupuestos municipales de 2018, que potenciarán los servicios públicos, las inversiones en obras y los derechos sociales.

El Pleno del Ayuntamiento de Marbella, en sesión extraordinaria, ha aprobado hoy de forma inicial los presupuestos municipales para 2018 con el voto favorable del Equipo de Gobierno (PP y OSP), la abstención del Grupo Municipal Socialista y la negativa de Izquierda Unida y Costa del Sol Sí Puede. El concejal de Hacienda, Manuel Osorio, ha destacado que se trata de unas cuentas encaminadas “a conseguir un municipio más limpio, cuidado y solidario”.

“Estos presupuestos tienen diferencias notables con respecto a los de los dos años pasados en cuanto a forma y tiempo ya que se aprobarán antes de que finalice el año para iniciar su ejecución a principios del próximo ejercicio”, ha señalado el edil, quien ha subrayado que “por lógica la ejecución será mayor que anteriormente, por no decir en su totalidad”. Osorio ha explicado que “la inejecución de los dos pasados años de 12,5 millones de euros nos ha llevado a una caída del techo de gasto de 11 millones”, lo que ha llevado al actual Ejecutivo a basarse en la regla de estabilidad económica en lugar de la de gasto. “Es el hecho más relevante, que nos llevará en un futuro a la realización de un plan económico-financiero en el que se recogerán las actuaciones necesarias para volver a la senda del gasto y de esta forma ir corrigiendo la inercia a la baja y poder invertir cada año más en el presupuesto”, ha afirmado.

Estas cuentas, además, con la aprobación del reglamento de Distritos, “permiten, junto a la creación de una estructura específica, la confección de unos presupuestos concretos para San Pedro Alcántara que posibilitarán la descentralización y que paulatinamente se irá extrapolando al resto de zonas del municipio”, ha apuntado el edil. En cuanto al capítulo de gastos, el más cuantioso es el de personal, en el que se recoge el incremento debido a la actualización salarial por la equiparación de los organismos autónomos locales -que tras el acuerdo con los sindicatos se ha adelantado un año- y la subida de un 1 por ciento de la masa salarial.

“Todos los capítulos de inversiones suben, salvo el tercero (gastos financieros) y el noveno (activos financieros), para dar respuesta a las demandas y preocupaciones vecinales como son la limpieza, las zonas verdes, las playas y el embellecimiento de la ciudad, sin dejar de dar cobertura a las personas que más lo necesitan”, ha indicado el responsable municipal, quien ha desgranado algunas de las partidas como la de Parques y Jardines, que sube en 4,9 millones (un 180 por ciento más); Limpieza y Residuos Sólidos Urbanos, con un incremento de 6 millones (+26 por ciento); Derechos Sociales (+8 por ciento), o Empleo (+7 por ciento).

Una de las partidas que más ha subido ha sido la de inversiones en obras, pasando de los 8,8 millones a más de 22, “lo que hace que la incidencia en muchos lugares y áreas del municipio va a ser importante”. “Se mantienen los presupuestos participativos, con 700.000 euros; se realizará una intervención en Arroyo Primero (865.000 euros); mejoras viarias (500.000 euros); inversiones en equipamientos y playas; vehículos para Sanidad y la demandada ambulancia para Protección Civil; la estabilización de Trapiche del Prado; el Plan de Barrios, o el millón de euros para el Paseo Marítimo”, ha detallado.

En relación a los ingresos, Osorio ha manifestado que los presupuestos siguen “el criterio de caja, teniendo en cuenta las cifras y cantidades correspondientes a años anteriores y también bajo el criterio de prudencia, con el fin de ajustarlo al máximo a la realidad”. “Se da la circunstancia de que podemos aumentar los ingresos por IBI aún habiendo bajado el tipo impositivo gracias a que ha aumentado de forma considerable el porcentaje de cobro, pasando del 93 por ciento del padrón al 97 por ciento”, ha resaltado el edil.

También ha destacado las negociaciones realizadas con el Patronato Provincial de Recaudación “para disponer de los medios necesarios con el fin de gestionar los expedientes atrasados de las oficinas del municipio y, de esa forma, aumentar los ingresos en concreto del impuesto de Plusvalía”. “Todas estas cuestiones, junto a la realidad de que en los últimos meses se ha incremento los ingresos del PIE (Participación en los Ingresos del Estado), posibilitan que tengamos unos presupuestos prudentes y rigurosos en cuanto a ingresos”, ha recalcado.

Por último, en su turno de respuesta, Osorio ha retado a los grupos de la oposición a que “presenten una enmienda a la totalidad de los presupuestos en la que, respetando el techo de gasto, incluyan todas las obras que reclaman y sigan manteniendo las inversiones en servicios públicos y en el empleo”. Además, ha informado de que tras la aprobación inicial de los presupuestos en el día de hoy se abre un periodo de alegaciones de 15 días hábiles para su posterior aprobación definitiva.

EFICIENCIA ENERGÉTICA

Con carácter previo, se ha celebrado otro Pleno extraordinario en el que se ha dado luz verde, con los votos a favor del Equipo de Gobierno (PP y OPS) y el voto en contra de PSOE, IU y Costa del Sol Sí Puede, a la tramitación para un plan director de eficiencia energética que supondrá la sustitución por tecnología LED de 16.000 puntos de luz de la vía pública y un ahorro anual de un millón de euros, según ha explicado el concejal delegado de Obras, Javier García.

El edil ha señalado que hoy finalizaba el plazo de justificación de una subvención de 470.000 euros otorgada por el Fondo Europeo de Eficiencia Energética al Ayuntamiento de Marbella y que era necesario el acuerdo plenario para solicitar la modificación y ampliación del compromiso y así evitar la pérdida de la ayuda. Asimismo, el municipio optará a un proyecto de eficiencia energética con un montante inicial de 8 millones de euros para la renovación de las luminarias.

“Marbella necesita una apuesta decidida por la eficiencia energética”, ha subrayado García, quien ha lamentado que el anterior equipo de Gobierno “no admitiera el proyecto y no tuviera en cuenta la auditoría energética que se realizó en 2015 y 2016”. “Tenemos que  conseguir que Marbella sea más sostenible, eficiente, innovadora y más inteligente”, ha indicado, al tiempo que ha apuntado que con este plan se podrán cumplir los objetivos medioambientales que marca la Unión Europea.

Ha recordado que fue durante el anterior mandato del PP en el Ayuntamiento cuando se iniciaron los trabajos y que en 2013 se realizó el proyecto de eficiencia energética que obtuvo la subvención de 470.000 euros. “Se va a hacer una gestión energética eficaz y responsable y vamos a poder tener realmente un servicio óptimo para nuestra ciudad”, ha indicado. Entre otras medidas, ha aludido a la implantación de telecontrol y telegestión “para tener controladas por vía remota todas las luminarias”.

Por último, ha puesto el acento en que el contrato del servicio no afectará a la estabilidad laboral de los trabajadores municipales, ya que seguirá realizando sus labores en los equipamientos municipales, instalaciones deportivas, colegios, eventos o alumbrado ornamental. “Ni tenemos recursos para realizar la auditoría ni para la implantación de este plan”, ha añadido el concejal de Obras.

Compartir este comentario

Publicar Comentario