El Photoespacio de La Térmica inaugura su actividad con una muestra dedicada a los 100 años del ferrocarril en Málaga

El Photoespacio de La Térmica inaugura su actividad con una muestra dedicada a los 100 años del ferrocarril en Málaga

La colección del ingeniero ferroviario Emilio Rennes, junto a otros archivos, completan la exposición que se podrá visitar hasta el 15 de diciembre, y que posteriormente rotará por la provincia

photoespacio-atencion-al-tren-10_o

El centro de cultura contemporánea de la Diputación de Málaga, La Térmica, ha presentado hoy en rueda de prensa la exposición ‘Atención al tren. El ferrocarril en Málaga hace 100 años’. El diputado de Cultura, Víctor González, ha introducido la exposición, acompañado por el director de La Térmica, Salomón Castiel, el fotohistoriador y comisario de la muestra, Javier Ramírez, y Michel Rennes, nieto de Emilio Rennes, ingeniero jefe de Material y Tracción de la compañía Ferrocarriles Andaluces desde 1900 a 1932, cuya colección ocupa la mayor parte de la exposición.

La exposición, según ha explicado Javier Ramírez, se propone “recuperar la memoria a partir de los documentos gráficos que creó el personaje (Emilio Rennes)”, quien, ha añadido Ramírez, “vive en vivo y en directo toda la evolución del ferrocarril en Málaga, y documenta su trayectoria profesional, no sólo con la pluma y el papel, sino también con algo que es muy importante y en ese momento novedoso, que es la fotografía”.

Salomón Castiel ha destacado que Javier Ramírez “ha trabajado toda su vida tratando de recuperar el archivo o la memoria de la ciudad a través de la fotografía”. Será él quien, de forma previa a la inauguración, imparta la conferencia ‘La imagen del tren en Málaga en la primera mitad del Siglo XX’. Será a las 19.00 horas en la Sala 001 de La Térmica, con entrada libre hasta completar aforo.

A continuación se inaugurará la exposición, que se podrá visitar en La Térmica desde las 20.00 horas de hoy, jueves 10 de noviembre, y hasta el próximo 15 de diciembre, de martes a domingo, de 11.00 a 14.00 horas y de 17.00 a 21.00 horas. Este horario se extiende de nuevo al resto de exposiciones de La Térmica, que tras una leve modificación, vuelven a su horario habitual.

Posteriormente, la muestra se expondrá en diversos municipios de la provincia, comenzando por Cártama, donde podrá visitarse del 20 de enero al 10 de marzo de 2017 en el auditorio de la Tenencia de Alcaldía de Cártama Estación, y Coín, que del 21 de abril al 31 de mayo de 2017 acogerá la muestra en la Sala Santamaría.

Photoespacio
El diputado ha explicado que “la fotografía contemporánea es marca, identidad y señal de La Térmica, pero la fotografía histórica también tiene un papel importantísimo en nuestra programación cultural”.

Por eso, la Sala de Proyectos de La Térmica se convierte en el Photoespacio, una nueva sala de exposiciones que dedicará su actividad al análisis de la fotografía como medio de expresión y conocimiento, a través de archivos y documentos de la provincia de Málaga. Será, según ha explicado Salomón Castiel, “un espacio dedicado a la memoria histórica vía fotografías de Málaga y su provincia”.

Así, Photoespacio será una plataforma de participación socio-cultural y lugar de encuentro en torno a la fotografía. Abarcará un amplio campo temático relacionado tanto con la recuperación de fotografía histórica, como con la producción de proyectos fotográficos participativos, o la realización de cursos, conferencias, exposiciones y encuentros que promuevan el análisis de la fotografía como medio de expresión y conocimiento.

El marco de actuación de esta nueva plataforma tendrá como primera referencia Málaga y su provincia, entendiendo como preferentes aquellas acciones que promuevan dinámicas y sinergias culturales dentro de este ámbito, y estará comisariada por Javier Ramírez, quien, acerca de la fotografía histórica, ha destacado que recoge “nuestra propia historia, y hoy la historia no sólo se escribe, sino que tenemos la oportunidad de verla, y a eso contribuye Photoespacio Málaga”.

Atención al tren. El ferrocarril en Málaga hace 100 años’
La colección responde al interés profesional y socio cultural de un directivo de la compañía ferroviaria Andaluces, el ingeniero Emilio Rennes, una persona que, como cuentan su hijo Jacques y su nieto Michel, se había curtido en los distintos empleos –ajustador, fogonero, maquinista– que ofrecía el ferrocarril de los últimos años del XIX, antes de ocupar un puesto directivo relevante, precisamente en Málaga, durante las tres primeras décadas del siglo XX.

La colección, de la que se detraen las imágenes de la exposición ‘Atención al tren. Huellas Malagueñas de Emilio Rennes, ferroviario de los Ferrocarriles Andaluces’ se caracteriza por su diversidad.

El conjunto comprende una serie fotográfica producida por Emilio Rennes. El ingeniero de los Andaluces era también fotógrafo amateur. Fruto de aquella afición, la familia Rennes ha conservado un paquete de negativos del que se han seleccionado 16 para su reproducción en gran formato.

En general, los originales acusan el paso del tiempo (la horquilla de su producción se fecha entre 1909 y los años veinte) y ha sido decisiva la colaboración de Mercedes Jiménez Bolívar para conseguir la imagen que muestran las copias expuestas.

La selección fotográfica tiene dos vertientes bien diferenciadas: de una parte, la que podríamos llamar ‘serie profesional’, alusiva a momentos relevantes de la historia de la compañía Andaluces en Málaga: desembarco de piezas ferroviarias en el puerto de Málaga; ensamblaje de locomotoras en los talleres de la compañía; obras en las vías de la primera línea de ferrocarril de tracción eléctrica de España (tramo Linares Almería), y retratos de personas vinculadas a la compañía Andaluces. De otra, retratos familiares que sitúan el momento y la posición social del autor de la imágenes.

En este sentido, son relevantes las imágenes de las hijas e hijo del ingeniero Rennes en lugares como el Chorro, donde coinciden fotográficamente con mujeres y niñas del entorno; o la instantánea de una de las hijas, recogida en el descanso de un paseo en bicicleta (1909) –probablemente una de las pocas jóvenes que en aquellas fechas practicara ciclismo en Málaga–, junto a la torre almenara medio derruida de Torre del Mar.

Otro bloque de notable interés es la serie fotográfica, de carácter profesional firmada por el fotógrafo francés Jean David, producidas entre 1903 y 1907, que reflejan la actividad en los talleres o retratan al personal de la compañía Andaluces. Conocida la actividad en España de J. David (sobre todo en País Vasco, Ávila, Asturias y Madrid), entre los años 1880 y 1910 no se tenían noticias de los dos reportajes, realizados en la primera década del siglo XX, que aquí se presentan. Estos materiales originales, como bien cuenta Michel Rennes, fueron localizados en la que fuera residencia familiar del ingeniero en El Palo hace apenas cinco años, tienen pues el carácter de inéditos en tanto se presentan por primera la público de Málaga.

A esta serie se une la colección de vagones de transporte de pasajeros y mercancías propiedad de la compañía y en uso en los años de actividad profesional de Emilio Rennes. Copias, positivo de época, que fueron realizadas por el estudio fotográfico Osuna.

Capítulo aparte merece la serie referida a descarrilamientos en las líneas ferroviarias Andaluzas, de las que también se muestra una selección. Se incluyen aquí imágenes encontradas por E. Rennes en las oficinas de los Ferrocarriles Andaluces y realizadas con anterioridad (en 1889) a su incorporación a la compañía, junto con otras realizadas por el mismo en el transcurso de su actividad profesional.

El discurso expositivo incorpora una muestra fotográfica de tres juegos de tarjetas postales coleccionados por Emilio Rennes: uno, edición de F. C. Andaluces, de carácter publicitario referido a los trenes especiales para excursiones de turistas por Andalucía. Otro, editado por A. Borsig, Berlín, sobre el montaje de locomotoras en sus talleres de Jena. Y un tercero, también de las primeras décadas del siglo XX, sobre la serie de locomotoras del mundo, editado por F. Fleury

Completa la muestra una serie de elementos, planos, dibujos y notas manuscritas que contextualizan las imágenes fotográficas expuestas. Capítulo destacado de esta exposición es la visión familiar –los textos que siguen a éste vienen de la mano Jacques Rennes, hijo de Emilio, y de Michel, uno de sus seis nietos– que recogen un singular anecdotario transmitido a lo largo de dos generaciones de franceses vinculados estrechamente a Málaga. Una historia guardada celosamente a lo largo de más de cien años, que ahora ve la luz gracias a la voluntad de la familia Rennes de compartir esta particular visión del ferrocarril en Málaga salvada del olvido.

Emile Rennes
Emile Rennes, nació en Cognac, (Francia), el 22 de noviembre 1868, hijo de Jules Rennes y de Marie Lecoeuvre. Murió en Hendaya (Francia) en 1946. Cuando terminó sus estudios de ingeniero, para conocer las distintas etapas del trabajo del ferroviario, fue ajustador en los talleres del depósito de los trenes de Saintes, luego fogonero de locomotoras y por fin maquinista. Su línea era la de Saintes-Angoulême, pero a veces iba a Burdeos o a La Rochelle, y hasta Nantes. Después de varios años, se mudó a España, concretamente a Málaga, donde trabajo en los Ferrocarriles Andaluces como Ingeniero Ferroviario desde 1901 hasta 1932.

Compartir este comentario

Publicar Comentario